Cuba y sus tradiciones: El cañonazo de las 9.
Cuba y sus tradiciones: El cañonazo de las 9.

Cuba y sus tradiciones: El cañonazo de las 9.

Por la edad notable de la Villa de San Cristóbal de La Habana, transita la acendrada costumbre del cañonazo de las 9 en la fortaleza de San Carlos de La Cabaña, que justamente determinó horarios y hábitos de la ciudad humanal.

Cada noche, el portentoso enclave del segundo sistema defensivo de la comarca, dispensa una de las ceremonias más atractivas y espectaculares de una historia que ahora cierra el ciclo de medio milenio de existencia.

La museóloga del Parque Histórico-Militar Morro-Cabaña, Claudia Estrada Valiente, recordó que la tradición se originó desde un reglamento militar del siglo XVI del ejército español, que ordenaba disparar dos cañonazos desde un buque o nave capitana fondeados en la bahía.

Precisó que con la terminación oficial de la fortaleza de San Carlos de la Cabaña el 4 de noviembre de 1774, los cañonazos desde su Plaza de Armas comenzaron a alternarse con los disparos de algún navío en la rada habanera.

Estrada Valiente rememoró la decisión de suspenderlo durante la Segunda Guerra Mundial, con el pretexto de ahorrar pólvora en el esfuerzo aliado contra las potencias del Eje fascista, aunque se estableció entonces como alternativa la sirena de Tallapiedra.

El 16 de abril de 1988 se decidió crear una unidad militar de compañía de Seguridad y Ceremonias, para mantener vigente el cañonazo de las 9.

Aquí le dejamos el video de la ceremonia.

(Tomado de RadioRebelde)
Compartir

2 comentarios

  1. Yang Mudah

    Unquestionably believe that which you said. Your favorite justification appeared to
    be on the web the simplest thing to be aware of. I say to you, I definitely get irked while people think about
    worries that they plainly do not know about.

    You managed to hit the nail upon the top and also defined out the
    whole thing without having side effect , people can take a
    signal. Will probably be back to get more. Thanks

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *